Page last updated: May 13, 8:54 a.m. EDT

Child Care Aware® of America (CCAoA) se compromete a proporcionar las últimas noticias e información para ayudar a los legisladores a medida que entendemos el ámbito de la situación alrededor del brote de coronavirus (COVID-19) y su impacto en la comunidad de cuidado infantil

No se pierda nuestros otros centros de coronavirus:

Centro de coronavirus para familias  |  Centro de coronavirus para agencias de CCR&R y proveedores de cuidado infantil


 

El impacto del coronavirus en el cuidado infantil

CCAoA ha escuchado de varios proveedores de cuidado infantil en todo el país que estén muy preocupados por el impacto del coronavirus en los niños y las familias que sirven y en los miembros de su personal. También les preocupa que puedan necesitar cerrar y perder sus negocios.

StateByStateResources

Además, hemos escuchado de padres que no saben dónde buscar cuidado infantil de respaldo si sus proveedores principales tienen que cerrar

Por todo el país, hay más de 20 millones de niños de personal esencial en necesidad potencial de cuidado infantil.Explore el mapa de la demanda de cuidado infantilpara personal esencial en su estado/ciudad. Además, el mapa muestra más de 1,2 millones de trabajadores de cuidado infantil en necesidad de apoyo inmediato a largo plazo para asegurar que los programas de cuidado de niños estén operativos para las familias cuando los necesiten. (A través de una asociación con los profesores de Yale, el Dr. Eli Fenichel y el Dr. Walter Gilliam).

Anticipamos que los proveedores de cuidado infantil necesitarán apoyo adicional. Si bien que esta es una situación que evoluciona rápidamente, escuchamos atentamente las necesidades de proveedores y comparten sus voces.   

Recurso adicional:

  • El equipo nacional en First Children’s Finance se complace compartireste documento (descarga PDF)que contiene acciones a nivel estatal para la consideración de los gobiernos estatales para preservar el cuidado infantil en sus comunidades ahora.
 

Historias de proveedores: Un vistazo a lo que sucede en el campo

A continuación, se presentan historias de experiencias reales de proveedores lidiando con el impacto de COVID-19

Renee Casady,  proveedora de cuidado infantil familiar, estado de Washington

Renees Child Care

Renee Casady es una proveedora de cuidado infantil familiar con licencia en Yakima, Washington. Hace un mes, antes de que el coronavirus golpeó su regióm. su programa servía a 12 niños. Ahora ella y su esposo cuidan a solamente cuatro niños  tres niños de 2 anos y uno de 4 anos. Renee ha recibido llamadas de trabajadores hospitalarios desesperados que necesitan el cuidado infantil, pero los rechazó. Piensa que sería un riesgo demasiado grande.

A medida que su inscripción se desplomaba, así también caían sus ingresos. Antes ganaba alrededor de $6.000 por mes, pero ahora gana $1.500. Sus gastos mensuales son $3.800. La familia Casady tiene suficiente dinero disponible para llevarlos hasta abril. Sin embargo, cuando viene mayo, tendrán que empezar a sacar de sus ahorros. La idea pone a Renee ansiosa: “Nos estamos hundiendo, absolutamente sin dinero. Podemos perder todo.” Solicitó un préstamo de la SBA en línea, pero no tiene confianza en sus habilidades informáticas y está preocupada que no haya completado la solicitud correctamente.

Renee ha estado cuidando niños por 18 años. Ahora tiene 65 años y había esperado jubilarse dentro de un año. El plan de su familia era vender su casa para ayudar a financiar su jubilación. Pero debido a COVID-19, las ventas de viviendas están muy bajas. Según Renee, “El virus no podría habernos golpeado en un peor momento.

 


Celeste Joyner, proveedora de cuidado infantil familiar, Maryland

celeste-joyner-collage
"
Mi programa está abierto actualmente. Soy una proveedora esencial. Por un rato, tenía solamente a dos niños. Tres más acaban de unirse. Sus padres son empleados esenciales. Desafortunadamente, mis otros padres eran empleados no esenciales, pero son esenciales para  y sus familias.

El brote ha sido un desafío porque mi esposo y yo tuvimos que tener una conversación difícil sobre si mi negocio debe permanecer abierto o cerrar durante COVID-19. Él ha sido diagnosticado con insuficiencia cardiaca congestiva. (Las familias) quieren que me comprometa para asegurarse de que sus hijos puedan volver a mi programa cuando esto termine, pero no podía prometer ni garantizar nada porque tenía miedo de lo desconocido. Me preocupo constantemente por mi esposo, ambos de mis hijos, y mi nieta no nacida. Me preocupo por su madre; ella trabaja en un hogar de ancianos. 

Sí, mi programa está siendo golpeado financieramente, pero por lo menos tengo algún tipo de ingreso. Gracias a Dios no tengo muchas facturas; solo lo esencial.

Nunca antes había sentido el estrés, pero ahora lo sé. El estrés afecta su cuerpo. Tengo contracturas constantes en la parte superior de mi espalda. Pero aprecio el tiempo de inactividad porque ahora puedo hacer algunas de las cosas que he estado posponiendo por años. Por lo menos las aguas han bajado un poco."

 


 

Cómo los programas de cuidado infantil se están preparando

La mayoría de los proveedores de cuidado infantil conocen muy bien los pasos necesarios para prevenir la propagación de infección y están aumentando su vigilancia debido al coronavirus. Por ejemplo, los proveedores ya saben la importancia de que los niños y el personal del programa se laven las manos correctamente y con frecuencia. También se aseguran de que los niños y adultos utilicen técnicas adecuadas de tos y estornudos. La limpieza y desinfección de rutina también son una segunda naturaleza para los proveedores y se realizan de manera regular, por lo que es probable que ya estén un paso por delante de los otros negocios y lugares de trabajo. Debido al mayor riesgo de los proveedores mientras cuidan a los niños durante este tiempo, necesitan suministros para ayudarlos a tomar las medidas necesarias para prevenir la infección en sus programas: jabón, suministros de limpieza, desinfectante de manos, termómetros desechables.

CCAoA sugiere que los proveedores locales se comuniquen con su agencia local o estatal de Recursos y Referencias del Cuidado Infantil (CCR&R) para abrir la comunicación y colaborar en cómo responder a COVID-19. Debido al trabajo que realizan las agencias de CCR&R y el papel importante que desempeñan en el campo del cuidado infantil, las agencias de CCR&R están en una posición única para promover la salud infantil y comunitaria.

CCAoA también aboga por que los trabajadores tengan acceso a días de enfermedad pagados para cuidar a sí mismos o para sus seres queridos enfermos. Sabemos que una de las mejores maneras de prevenir la transmisión de enfermedades transmisibles es asegurar que los individuos enfermos puedan quedarse en casa. Sin días de enfermedad pagados protegidos por el trabajo, esta es una opción insostenible para demasiadas personas – tanto familias como proveedores de cuidado infantil – que no pueden arriesgarse a perder salarios o ser despedidos aun si están enfermos.

 

 

Recomendaciones para legisladores

Para satisfacer las necesidades de cuidado infantil del personal esencial y asegurar que los programas de cuidado infantil estén abiertos cuando las familias los necesiten, el sistema de cuidado infantil requiere $50 mil millones en fondos federales dedicados. Por esta razón, el aumento de los $3,5 mil millones en la Subvención global de cuidado y desarrollo infantil (CCDBG, por sus siglas en inglés) proporcionado por la Ley CARES y los $7 mil millones propuestos en la ley HEROES no alcanzan lo que se necesita, y mejor se deben considerar como un pago inicial para fondos adicionales. Para más detalles sobre por qué se necesitan más fondos, consulte los recursos a continuación:

Cartas congresales sobre el cuidado infantil

  • 27.5.20: Los senadores Ernst (R-IA) y Loeffler (R-GA) pidieron $25 mil millones en ayuda para el cuidado infantil en respuesta a la pandemia coronavirus. 
  • 12.5.20: En el Senado, los senadores Ernst (R-IA), Sinema (D-AZ), Murkowski (R-AK), Shaheen (D-NH), y un grupo bipartidista de 19 otros senadores enviaron una carta al liderazgo pidiendo apoyo adicional para los proveedores de cuidado infantil en el próximo paquete de alivio.
  • 6.5.20: El representante Clark (D-MA) y 84 representantes instan al Congreso a apoyar $100 mil millones para el cuidado infantil. 
  • 28.4.20: En el Senado, los senadores Tina Smith (D-MN) y Elizabeth Warren (D-MA) una vez más enviaron una carta pidiendo $50 mil millones en fondos dedicados para el cuidado infantil, esta vez con 29 otros senadores que se unieron con ellas.  
  • 27.4.20: En el Senado, el senador Schatz (D-HI) y 27 otros senadores firmaron una carta solicitando apoyo para las organizaciones de servicios sociales sin fines de lucro en el próximo proyecto de ley de alivio de coronavirus, incluyendo $50 mil millones para el cuidado infantil para mejor apoyar a proveedores y agencias de CCR&R
  • 21.3.20: En el Senado, los senadores Smith (D-MN), Warren (D-MA), Casey (D-PA), Kaine (D-VA), Hirono (D-HI) y Booker (D-NJ) firmaron una carta solicitando $50 mil millones para el cuidado infantil e identificando el papel valioso de las agencias de CCR&R en la respuesta a la pandemia
  • 20.3.20: En la Cámara, el representante Clark (D-MA) y 12 otros miembros del Congreso firmaron una carta instando un sólido apoyo para el cuidado infantil e identificando el papel importante que las agencias de CCR&R desempeñan en este momento.

Recursos federales y estatales

 

Regístrese para recibir más alertas de Child Care Aware of America